martes, mayo 25, 2010

CANNES 2010: AL FINAL

Conferencia de Prensa del jurado.


http://i45.tinypic.com/2m9yef.jpg
Nuestro votante más excentrico, Mark Peranson, reacciona ante otra pregunta de la prensa.


Mark Peranson (Cinema Scope, Canada): "Greatest jury ever".

Rüdiger Suchsland (Frankfurter Allgemeigne Zeitung, Artechock, Alemania): "The title for the last piece has to be: "of god and men" (AW and his jury), in general, even when I am not so fond of AW (or better: not as clever than my understanding colleagues) I think the awards are generally good: Nothing for Leigh!!!! Whow! And the two competition-films which combine poetcs and politics in the most subtle way.
About the festival in general, there is to say, that it was very disappointing: The worst, I have ever been, with a really really bad Quinzaine.
But some very good Semaine and Certain Regard-Films, which should have been in Competition."

Manu Yáñez (Fotogramas, España): "Un día para creer en las utopías nobles. Intentemos hacer justicia a este regalo incomparable".

Leonardo D'Espósito (Crítica de la Argentina, Argentina): "Quizás otros lo hayan dicho ya, pero creo que fue un palmarés justísimo, donde claramente el compromiso (darle un premio a la basura de Iñárritu, excussez mon francais) se saldó con absoluta elegancia. El premio a Uncle Boonmee es una reivindicación de lo que debe ser un festival de cine: un lugar donde el placer se dé la mano con el riesgo y el descubrimiento. O que muestre el placer que genera el descubrimiento y el placer que genera el riesgo. Lo mismo vale, en menor escala, para el premio a Mathieu Amalric: una película viva e imperfecta (porque está viva, justamente) que no parece hecha "para competir en Cannes" sino por puro gusto y puro juego. El premio a Juliette Binoche es, más allá de cualquier politiquería des étoiles, absolutamente irreprochable: realmente era la mejor actriz. Del premio a Bardem (lo único premiable de esa cosa) ya hablamos; del premio a Lee Chang-dong hay que estar muy contentos porque el hombre hace años que merece un reconocimiento así -desde Peppermint Candy y, obviamente, desde Secret Sunshine- y realmente apuesta a algo personal. Fue un buen palmarés, uno muy bueno, que dio la impresión de que esta edición fue mucho mejor de lo que fue. Me alegra que Cannes recuerde sus buenas vidas pasadas".